Marketing Automedicado ¿Cuándo contratar diseño gráfico y publicidad para tu negocio?

Marketing Automedicado ¿Cuándo contratar diseño gráfico y publicidad para tu negocio?

El marketing automedicado es aquel que practica cualquier emprendedor que, buscando optimizar su inversión inicial, asume la dirección creativa y comunicacional de su negocio.

¿Está mal que lo haga? Así corra el riesgo de ser condenado por marketeros, diseñadores y publicistas -que suelen ver en esto una afrenta a su formación y accionar profesional- creo que no está mal, siempre y cuando sea algo circunstancial, con un alcance medido.
Del mismo modo que nadie va al médico por una gripe, tampoco es frecuente visitar un restaurante y pedir solo pan como plato fuerte, acompañado de un vaso de agua fría.

El asunto que debemos medir es si invertir en publicidad, marketing y diseño es provechoso en los albores del negocio.

Crear un negocio es una tarea bastante dura, sobre todo cuando se está despegando. Es por esto que cualquier acción que impida una rápida descapitalización, siempre será bienvenida.

Pero, quizás en esta premisa -falsa- esté encerrado el problema -falso- y las ventajas -verdaderas-.

El marketing y la publicidad deben tener un norte clarísimo en el ROI.

No es un capricho, el marketing y la publicidad forman parte de las estrategias clave para lanzar el negocio, captar clientes y agilizar las ventas.

En este artículo quiero exponer las ventajas que comporta asumir un marketing automedicado, pero también considerando sus efectos contraproducentes.

Como me gustan los listados (y ya hemos visto en entradas anteriores que uno de los tipos de contenido con mayor ratio de conversión son los listados), pues hagamos uno.

Efectos aparentemente ventajosos del Marketing Automedicado: 

  1. Ahorro de dinero en creación de identificador (logo), piezas gráficas a imprimir y a distribuir en redes. Incluso en el desarrollo web.
  2. Ganancia de una visión más amplia acerca del mundo de la publicidad y el diseño gráfico (entendiendo que el emprendedor necesitará formarse de manera express en conocimientos que no domina).
  3. Ahorro de tiempo en búsqueda de diseñador o agencia de publicidad, interacciones, correcciones, etc.
  4. Contacto directo con proveedores de impresión, hosting, textiles, entre otros.
  5. Control absoluto de todo lo referente a la marca en construcción.

Haciendo una síntesis de lo expuesto en este listado de ventajas, podemos concretar que todo se resume a ‘control’ y ‘ahorro’ (y no necesariamente en este orden).

Esta simple metáfora es muy conveniente porque un mal diseño o un pésimo branding puede condenar una marca y negocio, haciendo que ese ‘ahorro’ logrado debamos luego duplicarlo o triplicarlo en inversión que pueda ‘sanar’ una mala percepción o una fallida captación de clientes, o lo que es lo mismo en pérdida de ventas.

Ahora hagamos un listado de Efectos Contraproducentes del Marketing Automedicado:

  1. Carencias en visión estratégica. Si bien el diseño y la publicidad pueden verse desde una perspectiva meramente estética, en realidad estamos hablando de una serie de métodos y acciones que producirán efectos en usuarios y consumidores para que estos realicen una conversión relacionada con nuestra marca.
  2. Pérdida de tiempo. Dedicar plazos importantes a actividades que no son de nuestro dominio, suele implicar un descuido de nuestras fortalezas esenciales, esas en las que sí somos expertos y que más demanda nuestro emprendimiento.
  3. Desgaste profesional. Saber delegar obligaciones es parte elemental de todo emprendimiento exitoso. Intentar controlar todo conlleva mucho estrés y toma de decisiones comprometidas con la realidad.
  4. Pérdida de dinero. ¿Te ha pasado que compraste el peor de los hostings o que te tocó el peor de los impresores? Te puede ocurrir que, debido a que preparaste mal un arte, el impresor te cobre mucho más por hacer ajustes o, sencillamente, lo que te entregó no te gustó y no sabes cómo reclamarle porque desconoces si fue tu error. ¡El conocimiento vale!
  5. ROI a la deriva. ¿Cómo sabrás si lo que has invertido está dando retorno si no tienes a nadie que mida los resultados e instrumente indicadores de desempeño que te digan qué estás haciendo bien y qué no.

El diseño gráfico, el marketing y la publicidad son, hoy en día, áreas muy especializadas y controladas, en las cuales se saben muy bien cuáles acciones tomar para obtener los resultados deseados.

Algo que debe quedar claro, es que la inversión en publicidad suele ser mayor al principio:

Los expertos hablan de un 25% del total de la inversión planificada el primer año.

Esto tiene sentido, puesto que si hablamos de una marca desconocida, la labor más ardua será precisamente darla a conocer. Con el pasar del tiempo la inversión adoptará velocidad de crucero, como muchos otros aspectos relacionados con tu negocio.

Por último ¿Siempre que se contrata un equipo creativo los resultados están asegurados? Por supuesto que no, del mismo modo que podemos sufrir con algún equipo médico, en el ámbito de la publicidad, diseño y marketing también podemos dar con manos no muy juiciosas. Sobre cómo estar alerta y poder definir un buen soporte en esta área, hablaremos en una próxima entrada.

Por lo pronto, este equipo se pone a la orden -vamos, que esto también es publicidad, una muy efectiva que solemos recomendar: el contenido-. La experiencia y el conocimiento no se disimulan. La orientación adecuada suele proveer las soluciones exitosas en diseño y contenido, determinando qué es lo mejor para tu marca, sitio web o estrategia de marketing de contenidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.